Regulador del pH

Escrito por AP Global Corp. Posted in Blog

Regulador del pH

IMPORTANCIA DEL PROBLEMA

La medicina biológica  concede un papel indiscutible a la terapéutica de terreno, es decir: El medio sobre el que actúa todo tratamiento.

Descuidar un factor tan importante puede conducir a la aparición de nuevas patologías derivando los tratamientos en sintomáticos e incluso a la deficiente o nula actividad de un tratamiento etiológico bien planteado.

Mantener un equilibrio ácido-base estable es complejo porque se trata de un intercambio de valores constante en el que intervienen: La alimentación, los hábitos de la vida, la contaminación etc...

CONCEPTO DE ACIDO BASE

En el organismo se producen continuamente (H) pero no (OH); esta es una de las razones más importantes de que la acidosis sea tan frecuente.

Bronsted-Lowry, define el concepto de ácido como una sustancia capaz de donar un protón a una base, mientras una base es la sustancia capaz de aceptar dicho protón.

Si un ácido libera un protón se convierte en una base conjugada, y a la inversa, cuando una base acepta un protón se convierte en un ácido conjugado. No obstante existen sustancias capaces de comportarse como ácido o como base, según el medio químico en el que se encuentran.

EL POTENCIAL DE HIDRÓGENO (pH)

La acidez de una solución depende de su concentración de hidrogeniones H+. En el plasma normal la concentración de H+ es muy pequeña –log 0.00000004 = 7.3979 (aprox. 7.40  ´-40  nmol/l-). Para no utilizar estas unidades tan pequeñas, Sorense propuso el concepto de pH, -potencial de Hidrógeno- que es el logaritmo negativo de la concentración de [ H+ ]: Expresada en mol/l.

         Potencial de Hidrógeno – (pH) = log 10   [ H+ ]
                  

La escala de medida del pH es la siguiente:


   0_1_2_3_4_5_             7            8_9_10_11_12_13_14
       pH ácido              pH. neutro                 pH. alcalino

El valor  (7) correspondería al pH neutro mientras que cuanto más alta es la concentración de iones de hidrógeno más débil es el pH y se desvía la escala hacia los valores ácidos, el valor (0) correspondería a la acidez absoluta. Si la concentración de iones de hidrógeno es baja la escala se desvía hacia el terreno alcalino de manera que (14) es la alcalinidad absoluta.

En nuestro organismo el medio interno ha de mantener un pH. dentro de unos limites fisiológicos compatibles con sus funciones y la vida, estos se hallan entre (7,35 y 7,45) en sangre. Tanto las desviaciones hacia el terreno ácido (la más frecuente) como hacia el alcalino son en sí mismo una patología y el terreno abonado para la aparición de diversas enfermedades.

                                       VIDA
← Muerte/Acidosis     pH normal          Alcalosis/Muerte →

0_1_2_3_4_5_6_        7,35-7,45        8_9_10_11_12_13_14

LOS ACIDOS EN EL ORGANISMO:

Nuestro organismo, en un buen estado de salud y debido a su propia fisiología genera ácidos permanentemente. Estos pueden clasificarse como:

  • Ácidos no volátiles
  • Ácidos volátiles

La mayoría de los ácidos no volátiles se generan en el metabolismo de las grasas y los hidratos de carbono, también provienen de las nucleoproteínas (ácido úrico) y de compuestos fosforados inorgánicos así como del metabolismo de las proteínas de los alimentos, fundamentalmente de la fracción de los aminoácidos metionina y cisteina.

Los ácidos volátiles se producen en forma de CO2 se generan durante la respiración celular, reaccionando con agua para formar ácido carbónico y bicarbonato.

Tres grandes sistemas orgánicos están directamente implicados en la regulación del equilibrio ácido básico:

Hepático: En el metabolismo hepático, el hígado metabóliza produciendo iones de hidrógeno (H+)

Respiratorio: Mediante la eliminación por vía pulmonar de dióxido de carbono (CO2)

Renal: El riñón genera en su funcionamiento nuevo bicarbonato (H2CO3) para restablecer el perdido por el organismo en su efecto de tapón.

Los niveles aproximados de ácidos que se generan en nuestro organismo diariamente son los siguientes:

  • 80 nmol de ácido no volátil
  • 20.000 nmol de ácido volátil (ácido carbónico)

El organismo dispone de medios para reaccionar de forma rápidamente frente a la acidez. Podríamos resumir la estabilidad del equilibrio ácido base en tres grandes sistemas de defensa. La primera línea de defensa: los buffers. Un buffer es un sistema formado por un ácido débil y una sal fuerte de dicho ácido que funciona como base y cuya misión es reducir los cambios de acidez. La segunda línea de defensa: La regulación respiratoria que actúa amortiguando la acidez o la alcalinidad eliminando o reteniendo CO2, lo que disminuye o aumenta el ácido carbónico, y en consecuencia la H+. La tercera línea, la regulación renal: El riñón contribuye al balance ácido-base regulando la excreción de H+ en tanto que la concentración de CO3H- permanezca dentro de los limites apropiados.

Los sistemas hepático, respiratorio y renal tratan de equilibrar el nivel de ácidos en el organismo, pueden conseguir unos niveles óptimos o simplemente tolerables en función de todas las variables que inciden en el proceso. Muchas veces este equilibrio se consigue, únicamente, a costa de las reservas minerales del organismo o incluso “ robando” minerales de nuestros huesos y dientes.

Para ayudar a conseguir ese equilibrio sin perjudicar el equilibrio de nuestras reservas minerales se recomienda la utilización de productos para reducir el pH en el organismo.

En la practica clínica habitual se producen con frecuencia patologías en que el equilibrio ácido-base esta alterado. Otras patologías en que inicialmente no existe este desajuste, pueden a su vez conducir a la alteración de este equilibrio generando nuevas alteraciones en el organismo; por tanto, si deseamos realizar un tratamiento etiológico debemos tener permanentemente presente la importancia de este concepto.

Los laboratorios de análisis clínicos disponen en la actualidad de la aparatología necesaria para dar una medición exacta de la concentración de gases sanguíneos atomizados. Esta medición es la mas precisa que podemos obtener para conocer el equilibrio ácido-base del organismo.

Cuenta con el problema de su alto coste económico y las molestias que la analítica sanguínea supone para el paciente. Para paliar estos inconvenientes en muchos tipos de patologías frecuentes y que no revisten gravedad podemos recurrir a la medición del pH urinario de manera que podemos hacernos una idea bastante aproximada del medio orgánico al que nos enfrentamos. Esta técnica es cómoda y barata para el paciente, además de implicarlo directamente de manera muy activa en el tratamiento. Las tiras de medición de pH se encuentran a la venta en farmacias. Basta con introducir una tira reactiva en la orina y tras algunos segundos compararla con la escala cromática que adjunta el medidor. Anotaremos convenientemente la medida.

Evidentemente una sola medición del pH no resulta significativa. Cada profesional puede seguir su propio protocolo pero nosotros recomendamos realizar la medición con la primera orina de la mañana, antes de desayunar y, todavía mejor, si la actividad del sujeto lo permite con la segunda orina, puesto que la primera siempre presenta una concentración más ácida después de toda la noche. Siempre sin desayunar.

Realizaremos otra medición antes de la comida y otra antes de la cena puesto que los alimentos consumidos pueden alterar los valores.

Sumados los resultados de las tres mediciones y dividido por tres nos facilitara una cifra bastante aproximada del pH de nuestra orina. Es importante tener en cuenta que las mediciones se pueden ver alteradas por cambios dietéticos bruscos o copiosos, toma de medicamentos o ejercicio físico; conviene por tanto realizar las mediciones en fechas en que llevemos la actividad y dieta que predomina en nuestra vida cotidiana para evitar datos erróneos.

Inicialmente es recomendable repetir las mediciones durante unos 15 días, cuantos más días repitamos las mediciones  más fiables serán los datos obtenidos. Posteriormente con mediciones esporádicas podremos comprobar si mantenemos un pH adecuado.

Tabla de medición

Fecha
Mañana
Mediodía
Noche
Total
T.Div. 3

Estos valores permiten:   

  • Ajustar la dieta observando los niveles óptimos de tolerancia
  • Ajustar la toma del producto
  • Aumentar cuanto más bajo es el pH (cifras por debajo de 7)
  • Reducir cuanto mas alto es el pH (cifras por encima de 7)

Esta técnica permite ajustar al máximo el tratamiento en los casos graves pero no es imprescindible en muchas ocasiones o problemas menores.

LA DIETA EQUILIBRADA

La dieta tiene mucha importancia en el equilibrio ácido básico. El excesivo consumo de alimentos ácidos y de proteínas cuyos aminoácidos contienen sulfuro (metionina, cisteina) y aminoácidos cationicos (lisina y arginina) juegan un papel altamente acidificante.
Los hidratos de carbono y las grasas son normalmente metabolizadas en productos finales neutros, existen no obstante patologías como la hipoxia, donde la glucosa sé metabóliza a H+ y lactato o en el déficit de insulina donde los triglicéridos sé metabolizan a H+ y beta – hidroxibutirato de manera que pueden producir una sobrecarga de ácidos.

ALIMENTOS ALCALINIZANTES O PRODUCTORES DE BASES:

  • Agua mineral alcalina
  • Algas
  • Castañas
  • Frutas secas en pequeñas cantidades
  • Germinados frescos
  • Hortalizas de color: Zanahorias, Rabanos, etc.. (excepto tomates)
  • Hortalizas verdes (excepto espinacas)
  • Lechuga
  • Nueces de Brasil
  • Requesón bien escurrido
  • Suero de leche fresco y reciente

ALIMENTOS PRODUCTORES DE ACIDOS:

  • Azúcar refinado y productos de pastelería
  • Aceite vegetal refinado
  • Café y té negro
  • Carnes, embutidos, productos carnicos.
  • Cereales refinados y productos elaborados con los mismos (pan, pastas)
  • Frutos secos (excepto la almendra)
  • Grasas animales
  • Huevos
  • Legumbres
  • Pescado y mariscos
  • Queso

ALIMENTOS ACIDOS

Este grupo puede producir ácidos o bases en función del metabolismo del consumidor. Hay que estar muy atento a los niveles de tolerancia.

  • Bebidas edulcoradas: Limonadas y refrescos de cola
  • Cerezas, ciruelas, albaricoques.
  • Manzanas ácidas.
  • Cítricos: Limones, pomelos, naranjas etc...
  • Col fermentada
  • Fruta verde inmadura y exceso de fruta dulce
  • Grosellas, Grosellas negras, frambuesas, etc...
  • Leche
  • Miel
  • Suero de leche (cuando no es fresco)
  • Tomates, espinacas, espárragos, puerro, ruibarbo y berro.
  • Vinagre
  • Yogur, leche cuajada, kéfir.
  • Zumos de frutas

Otros factores que intervienen negativamente favoreciendo la formación de ácidos son: Tabaco (nicotina), consumo de alcohol y estrés físico y psíquico.

PATOLOGÍAS DE TERRENO ACIDO

ANTECEDENTES:

Los citratos son minerales de estructura básica que permiten el tratamiento del terreno ácido.

Las encimas necesitan para poder desarrollar sus funciones un pH adecuado.

Mantener un pH adecuado es el primer paso para la prevención de muchas enfermedades funcionales.

Conseguir un pH fisiológico estable previene de manera fiable la desmineralización.

Los estudios clínicos demuestran una relación significativa entre el equilibrio ácido de los tejidos y la aparición de procesos degenerativos.

Algunos autores apuntan, igualmente, la relación directa entre respuesta inmunológica y equilibrio del Ph.

El aporte de minerales Ca y Mg facilitan no solamente la regulación del equilibrio ácido, también añaden un valor ponderal para la restauración tisular.

ES NECESARIO MANTENER UNA ESPECIAL ATENCIÓN AL EQUILIBRIO DE TERRENO EN LOS SIGUIENTES PROBLEMAS DE SALUD:

  • Tratamientos de depuración
  • Tratamientos de drenaje
  • Enfermedades reumáticas
  • Procesos degenerativos
  • Desmineralización

Existen una serie de síntomas y patologías que pueden hacernos sospechar la presencia de un terreno ácido que curse con las mismas.

  • Acne
  • Astenia
  • Artrosis, osteoporosis
  • Aftas
  • Anginas de repetición
  • Bronquitis de repetición
  • Cálculos biliares y renales
  • Calambres musculares
  • Caries dentales
  • Catarros frecuentes
  • Celulitis
  • Ciáticas y lumbalgias
  • Dermatitis
  • Eccemas
  • Encías inflamadas y sangrantes
  • Grietas en los labios y comisuras
  • Herpes
  • Infecciones recurrentes
  • Migrañas
  • Nerviosismo
  • Otitis de repetición
  • Reumatismo, artritis, poliartritis, gota.
  • Sinusitis crónica
  • Uñas quebradizas y caída de pelo.

Bibliografía

Association Medicale Kousmine: Le methode Kousmine, Jouvence, Ginebra (1989)

Aumaylle, M.: Cellular interaction with the extracellular matrix are couple to diverse transmember nesigneling pathways exp. Cell. Res 203: 3653-373 81992.

Besson. P.: Acide-Base: Une dynamique vitale. Editions trios fontaines fillinges. (1991)

Dewayne, H.: Mineral nutrition in your life and helth, Keats Pub. Inc New Canaan, Connecticut.(1989).

Kousmine, C.: Soyez bien dans botre assiette jusqu`a 80 ans et plus, Tchou, Paris (1980).

Vasey, C.: L equilibre acido-basique. J. Ouvence. Ginebra (1991).

Vasey, C.: Manuel de detoxicacion. Sante et vitalite par l`elimination des toxines, Jouvence. Ginebra (1990).

seo
своими руками
seo
своими руками

Última hora

Germanio 132

En 1886 el Germanio fue descubierto por el químico alemán Winkler, quien lo bautizó con el nombre de su país natal.
En 1967 el Dr. Asai formuló y sintetizó por primera vez un compuesto de Germanio orgánico y lo bautizó como Germanio-132. Descubrió su presencia en el lignito de los árboles del bosque, y que, añadido a la tierra, intensificaba el crecimiento de las plantas y las vigorizaba.

Leer más...