Complejos enzimáticos

Escrito por AP Global Corp. Posted in Blog

La célula

Importancia del problema

Existe un amplio grupo de enfermedades que en su evolución clínica cursan con INFLAMACIÓN. Dentro de esta gama de patologías cabe destacar por su amplia incidencia en la practica clínica habitual las enfermedades osteoarticulares y los traumatismos.

 

Un notable numero de estudios clínicos demuestra la incidencia positiva de los preparados enzimáticos en las siguientes patologías:

  • Enfermedades reumáticas
  • Artritis reumatoide
  • Reumatismo inflamatorio
  • Poliartritis crónica
  • Espondilitis anquilosante
  • Tenosinovitis
  • Sinovitis
  • Epicondilitis
  • Bursitis
  • Polimiositis
  • Miositis
  • Artropatías
  • Reducción de fracturas
  • Meniscectomia
  • Arteriopatias oclusivas
  • Tromboembolias
  • Meniscectomia artroscopica
  • Esquince de tobillo
  • Síndrome postromboticos
  • Linfedema
  • Absorción de hematomas
  • Traumatismo de los tejidos blandos

Antecedentes

La inflamación es un mecanismo de defensa mediante el cual el organismo aísla y cerca un proceso patológico. Esta demarcación del tejido alterado se caracteriza por un desequilibrio intersticial en el que proliferan restos celulares provenientes de lesiones mas o menos significativas, así como materiales antigenos encargados de la reparación tisular.

En condiciones optimas el organismo es capaz de reparar las lesiones que se presentan y a su vez eliminar los restos de sustancias nocivas para el tejido. No obstante, si los mecanismos de reparación tisular, los mecanismos de defensa endógenos y el sistema de eliminación fallan o no se hallan bien sincronizados, nos encontramos con gran probabilidad en la primera fase de una inflamación recurrente que puede cronificarse y sentar las bases de procesos degenerativos e incluso autoinmunes. Sabemos que muchos de estos detritus y complejos antigeno-anticuerpo pueden escapar del sistema fagocitario o no ser degradados por los mecanismos endogenos habituales.

La búsqueda de alternativas a la estrategia terapéutica clásica basada en los antiinflamatorios no esteroides (AINES), corticoides y analgésicos pasa forzosamente por el uso de preparados enzimáticos como sustitutos o coadyuvantes puesto que han demostrado su alto nivel de efectividad en las patologías inflamatorias.

Las enzimas frente a la inflamación

Algunas enzimas actúan como un modulador especifico del proceso inflamatorio acelerando el ritmo de recuperación natural. Normalizando el desequilibrio tisular como reguladores biológicos y limitando el desarrollo de la inflamación a los tejidos adyacentes. Este aspecto de demarcación juega un papel decisivo en muchos procesos inflamatorios que afectan a tejidos en los que el cuadro mórbido se desarrolla rápidamente.

Actividad bioquímica

Las enzimas actúan sobre la microcirculacion mejorando la eliminación de desechos y normalizando el aporte de oxigeno y nutrientes en el tejido afectado incluso llegando a recuperar parte de la microcirculacion deteriorada.

Las enzimas facilitan la degradación de las proteínas plasmáticas presentes en los tejidos desestructurados durante la inflamación aguda. Los restos de proteínas degradados de los espacios intersticiales pueden de esta manera ser eliminados con mayor facilidad por vía linfática o sanguínea.

Los depósitos de fibrina que se aglutinan en determinadas zonas del tejido inflamado, se reabsorben con mayor facilidad bajo la actividad enzimático reduciendo su presencia a los niveles normales de la estructura. El mismo proceso de degradación sufren las proteínas extrabasculares causantes del edema que se ven degradadas por la función enzimática.

Por ultimo en esta respuesta enzimatica compleja y polivalente se observa como algunos mediadores de la inflamación como la bradicinina son despolimerizados y eliminados por acción enzimática inhibiendo el desarrollo del edema.

Podríamos resumir la actividad enzimática en el cuadro inflamatorio por los efectos:

  •  Antiedematoso
  • Trombolitico
  • Antiinflamatorio
  • Inmunomodulador
  • Analgésico.

El efecto inmunomudulador de las enzimas cobra una mayor importancia sí consideramos que cada vez son mas los investigadores que afirman como las enfermedades inflamatorias crónicas están basadas en reacciones autoinmunes.

Mas específicamente, determinadas respuestas inmunoalergicas locales pueden progresar y desarrollar patologías autoinmunes. Este mecanismo de respuesta contra estructuras endógenas se basa en reacciones inmunocelulares y la respuesta de los anticuerpos. Existe condiciones en las cuales el organismo no es capaz de tolerar sus propios antigenos alterando el nivel de respuesta inmunitaria. Este desequilibrio de los complejos antigeno.anticuerpo no es en sí mismo un factor para el desarrollo de enfermedades autoinmunes pero contribuye a cronificar los procesos, existiendo enfermedades derivadas del desequilibrio en la respuesta antigeno-anticuerpo y patologías asociadas directamente a dicho desequilibrio.

Los complejos antigeno.anticuerpo estimulan la ingestión y fagocitosis de los monocitos y macrófagos. Los complejos antigeno-anticuerpo se producen al fijarse anticuerpos a estructuras antigenas, siendo un mecanismo de reconocimiento y eliminación para bacterias, virus y restos celulares.            

El efecto inmunoestimulante de las enzimas proteoliticas sistémicas podría resumirse, según los investigadores y estudios clínicos realizados hasta la fecha, como:

  • Estimulación de las células asesinas citotóxicas.
  • Estimulación de los macrófagos citotóxicos.
  • Estimulación en la formación de rosetas por linfocitos T.
  • Estimulación del titulo de linfocitos T.
  • Estimulación funcional de los macrófagos.

LAS ENZIMAS PROTEOLITICAS

Las enzimas son proteínas, que están formadas por largas cadenas de aminoácidos unidos mediante enlaces peptídico. Tienen la función de catalizar las reacciones químicas de metabolismo celular.

Las enzimas se caracterizan por su alta especificidad y por trabajar a baja presión y en condiciones moderadas de temperatura y pH. L a mayoría de las enzimas tiene su temperatura optima entre 30º y 70º C y pH. Optimo cercano al 7.

La unión de la enzima con la molécula que va a transformar (llamada sustrato) se realiza en el sitio activo, formando un complejo enzima-sustrato, sobre el cual ocurre la reacción química. Se genera un producto y se libera la enzima activa, para continuar con un nuevo ciclo catalítico.

Las proteasas son enzimas que hidrolizan las cadenas polipeptídicas de las proteínas sustrato, se caracterizan por tener gran variedad de especificidades. De acuerdo con el aminoácido o metal que posean en su sitio activo se clasifican en cuatro familias:

  • serina proteasas,
  • asparticoproteasas,
  • cisteina proteasas
  • Metaloproteasas.

PAPAINA

El termino papaina se aplica tanto a las preparaciones enzimaticas crudas obtenidas del látex de la (Carica papaya) como a las distintas fracciones proteicas del mismo. Las enzimas papaina y quimopapaina son las principales proteasas del látex     ( 10 y 45% de la proteína soluble), el cual contiene también lisozima (20%). La cisteina numero 25 es esencial para la actividad de la papaina y su oxidación por agente oxidantes o iones de metales pesados causa inactivacion.

BROMELINA:

Se obtiene del jugo de la fruta madura o de los tallos de la piña (Ananás comosus) en un proceso de   ultra filtración y liofilización . Es una glicoproteina del grupo de las cistein protesas. Actúan sobre los enlaces peptídicos, amidicos y estericos en los que precipita los aminoácidos lisina, alanina, gricina y tiroxina.

L-FENILALANINA:

Es un aminoácido esencial que estimula la actividad de las endorfinas, sustancia que estimula la actividad de las endorfinas sustancias que presentan una actividad analgésica; La L-felalanina inhibe la actividad de las enzimas que degradan las endorfinas, confiriéndole un efecto calmante, al mismo tiempo que prolonga su efectividad sin efectos secundarios.

El sulfato de glucosamina facilita en el organismo:

La flexibilidad articular, la movilidad, la regeneración del cartílago sano, la recuperación del cartílago dañado, protege el tejido conjuntivo, protege el cartílago frente a procesos inflamatorios.

Bibliografía:

  1. Baumuler, M, FMS World Congreess of Sport Medicine Symposium on Enzyme Therapy in Sports Injuries. May 29, 1990, p 9. Elsevier Science.
  2. Bassleer C.: And cowl. Chondroitin sulfate: Its in vitro effects on human articular chondrocytes cultivated in clusters. Osteoarthritis and Cartilage 1997; (5) (Supplement A):68.
  3. Blostein, J. l.: Oral Enzyme tablets in the treatment of boxing injuries. Practitioner 198: 547 (1996).
  4. Bourgeois P.: And cols. Efficacy and tolerability of chondroitin sulfate 1200 mg/die vs Chondroitin sulfate 3x400 mg/die vs. Placebo. Osteoarthritis and Cartilage 1997; (5) (Supplement A):69
  5. Boyer, P. D. et al.; Editors: Frutons, S.: The enzymes. Vol 4, Academic Press, New York (1960)
  6. Chain, E.; Duthie, E. S.: Identity of hyalurinodase and spreading factor. J. Exper. Pathol, 21:324 (1940).
  7. Dunkel, R.: Therapy Investigations with proteolytic enzymes camel pos. Veterinary Review (Tierarztliche Umschau) 11:580 (1973).
  8. Emele, J.; Shanaman, J: Winbury, M. M.: The analgesic-anti-inflammatory activity of papain. Arch. Int. Pharmacy. Ther. 159:126 (1996).
  9. Godfrey T y Reichelt J. Industrial Enzymology. Macmillan Publishers Ltd United Kingdom. 1983.
  10. Goebel, K. M.: Enzyme therapy in ankylosing apondylitis. In: Medical Enzyme Research.
  11. Society. Systemic Enzyme Therapy, 17th Meeting. Viena (1991).
  12. Harlander S. Y Labuza T. Eds. Biotechnology in food Processing. Noyes Publications. Park Ridge, New Jersey, USA. 1986.
  13. Hiss, W. F.: Enzymes in sport medicine and traumatology. Journal for Natural Therapy Methods (Zeitschrift fur Naturheilmethoden) Volumen 2:1 (1979).
  14. Illanes A. Biotecnologia de enzimas. Ediciones Universitarias. Universidad Católica Valparaíso. 1994.
  15. Klein, G.; Schwann, H.; Kullich, W.: Enzyme therapy in chronic polyarthritis. Natural and Holistic Medicine. (Natur-und Ganzheitsmedizinz) 1:112-116 (1998).
  16. Mahr, H.: Enzyme treatment of inflammatory venous diseases, of deep vein thrombosis and of post-thombotic syndrome. Experience Therapy. (Erfahrungsheilkunde) 32: 117-121 (1983).
  17. Miehlke, K.: Enzyme therapy in Rheumatoid arthritis. Natural and Holistic Medicine (Natur-und Ganzheitsmedizinz) 1:108 (1988).
  18. Raas, E.: Institution of enzyme therapy in traumatology. In: MEF (editor): Systemic Enzyme Therapy 4th Meeting (March 1988). Medipharma relations, Munich 17-18 (1988).
  19. Rahn, H.: The action of hydrolytic enzymes in traumatology. Results after two prospective randomised double blind studies. General Physician (allgemeinarzt) 19 (4): 183-187 (1990).
  20. Reinbold, H.; Maehder, K.: The biological alternative in the treatment of inflammatory rheumatic diseases. Journal for General Medicine (Zeitschr. F. Allgemeinmedizin) 57: 2397-2402 (1981).
  21. Rejholec V. Clinical trials of anti-Osteoarthritis agents J. Rheumatol 1990; SUPPL, 81: 28-31.
  22. Ronca G. And cols. Anti-inflammatory activity of Chondroitin sulfate. Osteoarthritis and Cartilage 1997; (5) (Supplement A): 69.
  23. Tucker G. A. Y Woods L.F.J. Eds. Enzymes in food Processing. Blackie and Son Ltd. London 1991.
  24. Werk, W.; Horger, I.: Theinmune profile of rheumatoid arthritis patients before and after enzyme therapy. Lab. J. Res. Lab. MED. VII: 273 (1980).

 

 

 

 

seo
своими руками
seo
своими руками

Última hora

Germanio 132

En 1886 el Germanio fue descubierto por el químico alemán Winkler, quien lo bautizó con el nombre de su país natal.
En 1967 el Dr. Asai formuló y sintetizó por primera vez un compuesto de Germanio orgánico y lo bautizó como Germanio-132. Descubrió su presencia en el lignito de los árboles del bosque, y que, añadido a la tierra, intensificaba el crecimiento de las plantas y las vigorizaba.

Leer más...