web cosmetica-01

AP Dietéticos - Fabricación

AP Dietéticos

Fabricación a terceros, fraccionamiento y acondicionado de todo tipo de líneas dietéticas.

AP Alimentación

AP Alimentación

Líneas personalizadas de envasado y fraccionamiento de alimentos ecológicos.

Proyectos disponibles

Proyectos disponibles

Está buscando ideas para tener su propia línea.
Aquí le proponemos unas cuantas!

AP Cosméticos

AP Cosméticos

Fabricación a terceros de diversas líneas de productos cosméticos.

Widgetkit Spotlight

AP Asesora

Asesoramiento Legal, Técnico, Marketing, Comercial, Gestión de redes comerciales, Formación, Análisis.

Tres plantas contra la faringitis y el dolor de garganta

Escrito por AP Global Corp.

El aceite esencial de eucalipto está indicado para el tratamiento sintomático de los catarros de las vías respiratorias altas. FOTO: PEDRO URREST (EL CORREO).

EUCALIPTO. Las tisanas con hojas de eucalipto, deliciosas con limón y miel, son aptas para curar los catarros y el aceite esencial de esta planta está indicado, tanto por vía externa como interna, para el tratamiento sintomático de los catarros de las vías respiratorias altas. Además, es descongestionante. Es muy popular su uso en caramelos.

REGALIZ. La Agencia Europea del Medicamento ha aprobado el uso tradicional de esta raíz como expectorante en casos de tos asociada a resfriados. Eso sí, hay que tener cuidado con la intoxicación y con tomarlo junto a ciertos medicamentos, en ese caso es mejor consultar antes con su médico. Su infusión además ayuda a hacer la digestión.

SAÚCO. Cuentan que Judas se ahorcó en uno de estos árboles, maldito para muchas culturas y mágico para otras. Pero, en lo que respecta a la salud, varias partes del saúco, como sus flores, se usan para mejorar la respiración, ya que su infusión facilita la expulsión de la mucosidad, baja la fiebre y reduce la tos.

Fuente: http://www.ideal.es/salud/vida-sana/20131120/remedio-caseros-eucalipto-regaliz-201311202140-rc.html

seo
своими руками
seo
своими руками

Última hora

Germanio 132

En 1886 el Germanio fue descubierto por el químico alemán Winkler, quien lo bautizó con el nombre de su país natal.
En 1967 el Dr. Asai formuló y sintetizó por primera vez un compuesto de Germanio orgánico y lo bautizó como Germanio-132. Descubrió su presencia en el lignito de los árboles del bosque, y que, añadido a la tierra, intensificaba el crecimiento de las plantas y las vigorizaba.

Leer más...